All for Joomla All for Webmasters

Medio ambiente y aprendizaje

Medio Ambiente y Aprendizaje

No existe aprendizaje a menos que la experiencia  vivida modifique de alguna forma nuestro comportamiento. En otras palabras, aprender conlleva un proceso de transformación individual que proyecta a la persona que aprende hacia un futuro susceptible de ser modificado a través de lo aprendido, de allí su importancia vital.  Aprender o Aprehender, si se quiere,  es un proceso mediante el cual  se atrapa el conocimiento, pero de un modo  significativo, haciéndolo nuestro  de un modo permanente y útil en nuestro desarrollo presente y futuro.

El aprendizaje es también interacción con el medio que nos rodea, de hecho el aprendizaje, no puede darse a expensas de ese medio, bien sea natural o social, en el que nos movemos e interactuamos. De esta forma, el medio ambiente se constituye como  la Gran aula de la cual el aula del colegio o el instituto  no es sino una ínfima parte. Es por ello que el aprendizaje no puede ser completo sin ese contacto con el exterior y  lo concreto. La naturaleza es ese lugar único e irremplazable donde los conceptos adquiridos adquieren su auténtica dimensión en la medida que los hacemos nuestros a través de la experiencia.

Recientemente  en  Algaba y concretamente en nuestro espacio de interpretación geológica,  hemos tenido la oportunidad de recibir a un grupo de alumnos del IES Rodríguez Delgado. Estas visitas de campo nos ayudan a poner en práctica una serie de conceptos con los que Algaba como institución se siente fuertemente implicada.  Resulta enriquecedor  ver a los alumnos, de la mano de su maestro,  aprender lo que es un fósil a través de los sentidos, o entender  a través del tacto las diversas texturas de las rocas, o los colores que diferencian los variados estratos pétreos del mundo sobre el que nos movemos.  Porque no lo olvidemos, toda experiencia de aprendizaje nos lleva ineludiblemente a comprender nuestra íntima relación con la naturaleza.

La experiencia  nos lleva a ser conscientes de que formamos parte de un todo y cuando adquirimos consciencia  de que formamos parte de esa totalidad que llamamos mundo o naturaleza, entonces deseamos conocerla, aprender de ella,  porque al hacerlo sabemos que nos estamos conociendo a nosotros mismos y el aprendizaje adquiere su pleno sentido. No debemos olvidar  que la educación debe ser  contextualizada y esto sólo es posible en la medida en que  se enfrenta a la persona que aprende con su realidad, sus problemas y sus situaciones. De aquí surge el medio ambiente como un recurso didáctico imprescindible para el aprendizaje.