All for Joomla All for Webmasters

Bosque y Humanidad

El bosque posee una entidad propia, susceptible de ser estudiada desde una perspectiva científica. En este sentido entendemos el bosque como un ecosistema particular conformado por todas las plantas, animales y microorgonismos que lo componen (factores bióticos) y que interactúa junto con los componentes carentes de vida o factores abióticos, es decir aquellas cualidades  físico-químicas del medio, donde el bosque se desarrolla.  Salvo cada vez más aisladas excepciones, los bosques no se hayan  ajenos a la actividad humana. Desde tiempos inmemoriales la humanidad se ha servido del bosque para su supervivencia y su crecimiento  tan es así que, en cierto sentido, podríamos considerar que la humanidad misma es el resultado del bosque en que una vez se originó.
La interrelación humanidad-bosque viene desde muy lejos, la historia de lo humano se entrelaza con la historia de la vegetación hasta el punto que muchas veces nos es difícil discernir sus límites. Puede que la vegetación sea una forma de explicarnos a nosotros mismos, a través de una multitud de símbolos, tan estrecha es la relación entre la humanidad y su cuna de verde floresta. El árbol mismo es un símbolo del ser humano, quizá el más antiguo de todos los símbolos. Son numerosos los pueblos que reconocen la existencia de un árbol ancestral como su antepasado común, quizá ello se deba a esa serie de paralelismos entre el árbol y la humanidad, porque un líquido recorre a ambos, a ambos los sujeta un tronco, y basta levantar los brazos para constatar que son ramas que se proyectan al universo mientras que las piernas son raíces firmemente ancladas al suelo.